23 dic. 2010

No hace falta que huyas, aun huyendo sigues perteneciéndome.

Me he dado cuenta esta mañana.


 

1 comentario:

Hayat dijo...

un corazon que te pertenece!