13 jul. 2011

Si la incertidumbre te agobia, si alguna vez la desesperanza fue el más cruel de los huéspedes en tu alma, 
si tan sólo los problemas parecían relatos oscuros que nunca encontraban un final próximo. 
¿Qué esperar? Si lo que hacemos, hecho está. Al final hiciste lo que tenias que hacer 
y lo que la circunstancia merecía. Si fue justo, acéptalo. 
Si fue injusto; sé paciente. Si fue malo o bueno, simplemente sólo fue.
La única esperanza es el HOY. 
Si el amor fue, aprendiste que lo que existió fue fugas, si se quedo; que es real, 
si aún no está contigo; que aún existe el misterio de lo próximo. 
El corazón nunca exige; sólo espera.






1 comentario:

Saronda dijo...

"Soy lo que soy hoy por las decisiones que tomé ayer"

HERMOSO. Es enserio. No me canso de leer tu blog y estoy muy feliz de que publiques tan seguido porque de veras me llegan tus palabras. Espero leerte más pronto de lo que espero :)

Att: S@rond@.