17 mar. 2013

“Yo solo quería quererte y comerte a besos cuando llegaras a casa, y verte allí al lado cuando suena el despertador y mirarte cuando desayunamos con olor a pan tostado, y no dejar de mirarte en todo el día. Pero lo único que he conseguido es caer enferma de tristeza, lo siento tanto… te he querido tanto.”


Lo siento, te he querido tanto que ya duele.

No hay comentarios: