9 ago. 2010


Ahora cuando el verano se termina, te dejo huir.
Dices que no soy tu tipo, pero puedo hacerte balancear.
Te hace arder el saber que no eres el único.

Te dejaría serlo si bajaras tu arma llameante.

No hay comentarios: