20 ago. 2010

Una mañana fría y helada, no hay mucho para decir acerca de las cosas atrapadas en mi mente.
A medida que amanecía, mi avión se fue volando con todas aquellas cosas en mi mente.

No hay comentarios: