30 nov. 2010


Deja de buscarme, deja de hablarme, deja de hablar de mi, deja de recordarme. Si no me querías... bah, olvidalo, olvidate de mi.
Deja de preguntar cosas, deja de dar respuestas, que al fin y al cabo, siempre llevan al mismo círculo vicioso.
¡Pero porfavor, déjame olvidarte!


No hay comentarios: