3 nov. 2010






Entre tu ternura y esa forma tan sutil de tratarme,
¿como quieres que no pierda los estribos?

No hay comentarios: