5 oct. 2010


 
La fuerza de la memoria se instala en algún lugar/ningún lugar.
De pronto una visión, un aroma, un sabor, una melodía,
un suceso o una persona nos lleva a un momento determinado de la vida,
y es ahí donde comienza el ejercicio del recuerdo.

Mediante la memoria construimos lo que somos

No hay comentarios: